Menu

¿Puede Dios mirar “el mal”?

El profeta Habacuc una vez habló a Dios, diciendo: “Muy limpios son tus ojos para mirar el mal, y no puedes contemplar la opresión” (1:13, LBLA). Algunos han cuestionado cómo esta afirmación puede ser cierta, considerando que Dios permitió que el perverso diablo se presentara ante Su presencia en el “día que vinieron a presentarse delante de Jehová los hijos de Dios” (Job 1:6). ¿Cómo puede Dios ser descrito con precisión como Aquel que tiene “ojos muy limpios para mirar el mal”, cuando Satanás, “el maligno” (Mat. 6:13), pudo presentarse ante el Señor y tener una conversación con Él? Si Dios puede estar en presencia de “el maligno” (1 Jn. 3:12), ¿cómo puede, al mismo tiempo, no poder “mirar el mal”?

Consideremos, en primer lugar, el hecho de que la Biblia testifica repetidamente sobre la omnisciencia y omnipresencia de Dios. “Y no hay cosa creada que no sea manifiesta en su presencia; antes bien todas las cosas están desnudas y abiertas a los ojos de aquel a quien tenemos que dar cuenta” (Heb. 4:13). Ni los justos ni los impíos pueden huir de la presencia de Dios (cf. Sal. 139:7-8). Él llena los cielos y la Tierra (Jer. 23:23-24). En verdad, Dios es el Único omnisciente y siempre presente. Por lo tanto, dado el conjunto de enseñanzas de la Biblia sobre la naturaleza de Dios, debería ser obvio que Habacuc 1:13 significa algo distinto a que “Dios no conoce o ve lo que los impíos están haciendo”.

En segundo lugar, se evidencia que Habacuc quiso transmitir algo distinto a “Dios no puede contemplar literalmente la maldad”, a partir del mismo capítulo y versículo en el que hace esta afirmación. Después de declarar: “Muy limpios son tus ojos para mirar el mal, y no puedes contemplar la opresión” (1:13a), preguntó: “¿por qué ves a los menospreciadores, y callas cuando destruye el impío al más justo que él” (1:13b, énfasis añadido). Aquellos “menospreciadores”, sin duda, se involucran en la maldad, y, sin embargo, Dios los contempla. Consideremos también el versículo 2, donde el profeta pregunta: “¿Hasta cuándo, oh Jehová, clamaré, y no oirás?” (énfasis añadido). ¿Qué quiso decir con “oír”? Lo explicó en su siguiente afirmación: “daré voces a ti a causa de la violencia, y no salvarás” (énfasis añadido). Por lo tanto, “oír” en el versículo 2 significa “salvar”. De manera similar, en el versículo 13 el profeta no estaba sugiriendo que Dios no pueda ver a los malvados. De hecho, Él los ve y generalmente les permite continuar existiendo por un tiempo para cumplir Sus propósitos.

En contexto, Habacuc estaba confundido por el hecho de que Dios estaba usando a una nación malvada como Babilonia para castigar a Judá. El profeta sin duda era consciente de las malas acciones de Judá (1:1-4), pero no entendía por qué Dios “miraba” hacia la nación extremadamente malvada de Babilonia para castigar a los judíos. La verdad es que Dios ni aprobaba ni ignoraba los pecados de Babilonia. Después de usarlos providencialmente para castigar a los judíos, también trajo juicio sobre los babilonios. Tal como predijo (Jer. 50-51; Isa. 21; 45:1, etc.), Babilonia fue destruida pronto en el siglo VI a.C.

La naturaleza divina de Dios, perfectamente santa y justa, no le permite “mirar el mal”, es decir, no puede deleitarse, aceptar ni ignorar la iniquidad. Él odia el pecado (Pro. 6:16-19). “Está contra aquellos que hacen el mal” (1 Pe. 3:12). Es posible que haya permitido que Satanás se acercara a Su presencia junto a los hijos de Dios, pero Dios nunca contempla la maldad con placer y aprobación.

Sin embargo, tenga cuidado de no confundir la negativa de Dios a aprobar el pecado con la idea de que Él no utiliza a pecadores, e incluso a Satanás, para cumplir Su voluntad. Utilizó a los caldeos extremadamente malvados para castigar a los judíos. Utilizó a los medo persas para destruir a los babilonios. E incluso utilizó a Satanás para demostrar que Su siervo Job era fiel, y en última instancia, revelarse a Sí mismo como el soberano Gobernante del Universo, que merece el respeto y la lealtad inquebrantable del hombre.

Tomado de: Does God “Look on Wickedness”? https://apologeticspress.org/does-god-look-on-wickedness-3529/ a través de @apopress


Published

A copied sheet of paper

REPRODUCTION & DISCLAIMERS: We are happy to grant permission for this article to be reproduced in part or in its entirety, as long as our stipulations are observed.

Reproduction Stipulations→