Menu

Muerte en Bet-semes

Los filisteos no querían más el arca del pacto. Desde que habían derrotado a los israelitas y capturado el arca, sufrieron enormemente. Dios golpeó a los habitantes de Asdod con tumores (1 Sam. 5:6). Luego, envió tumores sobre los hombres de Gat (1 Sam. 5:8). Después, en Ecrón, “había consternación de muerte en toda la ciudad, y la mano de Dios se había agravado allí. Y los que no morían, eran heridos de tumores; y el clamor de la ciudad subía al cielo” (1 Sam. 5:11-12). Finalmente, los filisteos decidieron enviar de regreso a Israel el arca, otrora codiciada, en un carro tirado por dos vacas. Sin un conductor para dirigir el camino, las vacas que transportaban el arca se dirigieron directamente al pueblo israelí de Bet-semes. Lamentablemente, poco después de que el arca llegó al pueblo de Bet-semes, los hombres del pueblo “miraron dentro del arca” y Dios “hizo morir a los hombres de Bet-semes [israelitas]… con tan gran mortandad” (1 Sam. 6:19, énfasis añadido). ¿Cuántos murieron? 50,070 hombres (RVR60; hebreo ’elep chamishiym ’iysh shib ‘iym).

Muchos han cuestionado la cifra de 50,070 hombres en 1 Samuel 6:19. ¿Cómo pudieron tantos hombres mirar dentro del Arca de la Alianza? ¿Podrían haber estado tantos hombres en Bet-semes? ¿Cometió el escritor de la Biblia un error aquí?

Primero, nadie puede estar seguro de cuántas personas había en Bet-semes cuando los filisteos devolvieron el arca. Aunque la cifra de 50,070 puede parecer demasiado alta para algunos, nadie sabe con certeza si ese número era imposible. ¿Improbable? Quizás. Pero han ocurrido cosas más “extrañas”. Pero “cosas más extrañas” han sucedido. ¿Qué tan raro es que unas 200,000 personas se congreguen fuera del pueblo de Talladega, que tiene 15,000 habitantes, dos veces al año para ver autos dar vueltas en círculo? ¿Qué tan asombroso es que 75 descendientes de Abraham crecieran hasta convertirse en una familia de aproximadamente dos a tres millones de personas en solo 215 años (ver Bass, et al., 2001; Éxo. 1:5; 12:41; Núm. 1:46)? ¿Qué tan improbable fue que el rey Ezequías fuera librado del poderoso ejército asirio? De hecho, cuando parecía una derrota inevitable para el rey de Judá, el ángel del Señor mató a 185,000 asirios en una noche (2 Re. 19:35). El punto es que debemos tener cuidado al descartar cualquier número encontrado en las Escrituras simplemente porque pueden parecer no factibles a primera vista.

En segundo lugar, ¿qué pasa con la pregunta sobre la probabilidad de que 50,000 personas hayan mirado dentro del arca? Una vez más, aquello que algunos podrían llamar “improbable” no es equivalente a “imposible”. Además, hay varias cosas que el texto no indica. Primero, no podemos saber cuánto tiempo había estado el arca en Bet-semes antes de que Dios trajera juicio sobre los hombres del pueblo. Podrían haber sido dos días, dos semanas o dos meses. (Recordemos que el arca había estado anteriormente en posesión de los filisteos durante siete meses—1 Sam. 6:1). Incontables personas podrían haber visto el arca durante ese tiempo. Segundo, el texto no indica que 50,000 personas miraron dentro del arca al mismo tiempo. Aunque, si es posible que 100,000 personas se sienten a cientos de pies de distancia y vean cómo una pelota de fútbol rebota en un campo, y si es posible que un millón de personas se reúnan en Times Square para ver la bola de Año Nuevo caer, entonces 50,000 personas mirando dentro del arca casi al mismo tiempo no está fuera del ámbito de la posibilidad. Aun así, el texto simplemente dice que los hombres “miraron dentro del arca” y que Dios “hizo morir a los hombres de Bet-semescon tan gran mortandad” (1 Sam. 6:19). No dice que todos miraron dentro del arca al mismo tiempo exacto.

Finalmente, aunque no se puede demostrar más allá de toda duda razonable que la cifra de 50,070 es errónea, existe la posibilidad muy real de que o bien (1) el hebreo ha sido malinterpretado, o (2) un copista cometió un error en el proceso de transmisión. El hecho es que

En ningún otro lugar se escribe una cifra como 50,070 de esta manera según la gramática del hebreo bíblico. Normalmente, la redacción habría sido ya sea… “setenta hombres y cincuenta mil hombres” o en el orden descendente—que era mucho más usual… “cincuenta mil hombres y setenta hombres” (Archer, 1982, p. 169, énfasis añadido).

El hecho de que ninguno de estos órdenes de palabras habituales se haya seguido en el texto hebreo recibido de este pasaje podría indicar posiblemente un error de transmisión (Archer, p. 169). Algunos traductores de la Biblia (por ejemplo, DHH, NBV), de hecho, están tan seguros de que la cifra numérica en este pasaje ha sido corrompida a través de la transmisión de escribas que solo utilizan la cifra de 70. Sin duda, creen que el hebreo debe entenderse de la manera en que Josefo lo entendió en el primer siglo (6.1.4), y de la forma en la que “algunos manuscritos hebreos” tienen el número—solamente 70. Otros, como Faussett, han explicado el número, diciendo: “Dios castigó en la proporción de 50 por cada 1,000, es decir, uno de cada veinte en lugar de uno de cada diez de la población…; setenta hombres en total, de la población de Beth Shemesh, que en esta visión ascendía a 1,400” (“Bethshemesh,” 1998).

Puede ser que nadie sepa con certeza, de este lado de la eternidad, si la cifra de 50,000 en 1 Samuel 6:19 representa un error de copista o un número auténtico, aunque extraordinario, de habitantes de Bet-semes que realmente murieron por la mano de Dios. Recuerde, sin embargo, que incluso si un copista introdujo un error aquí, eso de ninguna manera afecta a los escritores inspirados e inerrantes. [NOTA: Para leer nuestro artículo fundamental sobre errores de copistas, vea Lyons, 2007.]

REFERENCIAS

Archer, Gleason (1982), Encyclopedia of Bible Difficulties (Grand Rapids, MI: Zondervan).

Bass, Alden, Bert Thompson, and Kyle Butt (2001), “How Long Was the Israelites’ Egyptian Sojourn?” Apologetics Press, https://apologeticspress.org/apcontent.aspx?category=6&article=796.

“Bethshemesh” (1998), Fausset’s Bible Dictionary (Electronic Database: Biblesoft).

Josephus, Flavius (1987 edition), Antiquities of the Jews, trans. William Whiston (Peabody, MA: Hendrickson).

Lyons, Eric (2007), “Inspired Writers and Competent Copyists,” Apologetics Press, https://apologeticspress.org/apcontent.aspx?category=6&article=2093.

Tomado de: Death at Beth Shemesh https://apologeticspress.org/death-at-beth-shemesh-5/ a través de @apopress


Published

A copied sheet of paper

REPRODUCTION & DISCLAIMERS: We are happy to grant permission for this article to be reproduced in part or in its entirety, as long as our stipulations are observed.

Reproduction Stipulations→