Menu

¿La prohibición de Moisés de las prendas mezcladas prueba que era un pagano supersticioso?

Es bien sabido que los pueblos paganos de la antigüedad eran supersticiosos en sus prácticas religiosas1. ¿Las prohibiciones para los israelitas acerca de mezclar materiales como la lana y el lino al tejer sus prendas2 indican que Moisés era supersticioso y que Dios no fue el autor último de los libros de Moisés?3

Es cierto que existen diversas prohibiciones y comentarios dentro de la Ley de Moisés que simplemente no tienen mucho sentido para la mente moderna sin más información sobre la época y la cultura de los israelitas que vivieron hace 3,500 años. Por lo tanto, antes de responder a la alegación de que Moisés carecía de inspiración y era supersticioso en el asunto en cuestión, uno debería verse inmediatamente sorprendido por el hecho de que hacer acusaciones precipitadas, sin un estudio más profundo, evidencia prejuicio y está destinado a resultar en errores. Como afirmó correctamente Salomón: “Justo parece el primero que aboga por su causa; pero viene su adversario, y le descubre” (Pro. 18:17).

Entonces, ¿por qué daría Dios a través de Moisés el mandamiento a los israelitas:  “no te pondrás vestidos con mezcla de hilos” (Lev. 19:19)? Los comentaristas ofrecen varias explicaciones posibles. Adam Clarke sostiene que las prendas con hilos o diseños mezclados podrían fomentar la vanidad y una mentalidad de búsqueda de atención entre los israelitas, en lugar de la humilde fe que Dios desea de Sus seguidores4. Otros destacan que la prohibición podría tener raíces en cuestiones de salud5. Charles Whitlaw, en su obra monumental The Scriptural Code of Health, señala que la ciencia moderna ha demostrado que “la lana, cuando se combina con el lino, aumenta su capacidad de disipar la electricidad del cuerpo; en climas cálidos provoca fiebres malignas y agota la fuerza, y al disiparse del cuerpo, al encontrarse con el aire caliente, inflama y excoria como una ampolla”6.

Quizás una explicación más probable resida en la consideración de que Dios estaba profundamente consciente de las prácticas paganas de aquellos que rodeaban a los israelitas con quienes se habían mezclado o pronto se mezclarían. Por ejemplo, en tres ocasiones Moisés mandó a los israelitas que no hirvieran el cabrito en la leche de su madre7, una práctica que ahora sabemos que se usaba en las antiguas religiones paganas cuando se deseaba acercarse a un dios para adorar8. Claramente, ciertas prohibiciones se dieron a los israelitas para protegerlos del paganismo que los rodeaba y al mismo tiempo para mantener a la nación israelita santa ante los ojos de los gentiles, apartada de todas las demás naciones. De hecho, un tema central del libro de Levítico, donde se encuentra el pasaje en cuestión, es la santidad, con varias formas de la palabra apareciendo 152 veces9. Por lo tanto, no debería sorprender que varios comentaristas argumenten que Levítico 19:19 y Deuteronomio 22:11 fueran reglas dadas por Dios para evitar que los israelitas participaran en prácticas supersticiosas e idolátricas de aquellos que los rodeaban10. En lugar de probar que Moisés era supersticioso y pagano como los que lo rodeaban, ocurre exactamente lo contrario. A diferencia de las sociedades contemporáneas de su tiempo, los israelitas estaban más avanzados en su conocimiento, como si estuvieran siendo educados adecuadamente por Alguien con significativamente más conocimiento que la gente común de la época.

Aunque no se sabe con certeza por qué Moisés prohibió usar prendas compuestas de lana y lino, sí es seguro que no puede ser justamente acusado de ser un pagano supersticioso. Existen posibilidades legítimas y lógicas que aclaran por qué podrían haberse dado tales mandamientos. Como ocurre el 100% del tiempo, ninguna acusación contra la integridad de la Escritura puede sostenerse después de un examen cuidadoso y justo de todas las explicaciones razonables y posibles.

Tomado de: Does Moses’ Prohibition of Mixed Garments Prove He Was a Superstitious Pagan? https://apologeticspress.org/does-moses-prohibition-of-mixed-garments-prove-he-was-a-superstitious-pagan-5499/

Referencias

1 Cf. Eric Lyons and Kyle Butt (2015), “3 Good Reasons to Believe the Bible is from God,” Reason & Revelation, 35[1]:8.

2 Cf. Levítico 19:19; Deuteronomio 22:11.

3 Cabe destacar que independientemente de la justificación para el mandato dado en Levítico 19:19, el mundo no vive bajo la Ley de Moisés hoy en día, sino más bien bajo la Ley de Cristo (Col. 2:14; Heb. 7:12; 8:7-13; 9:11-17; Gál. 3:28; 5:1-4; Rom. 7:6; 10:12; Efe. 2:14-16).

4 Adam Clarke (2013), Adam Clarke’s Commentary, Wordsearch Database, Levítico 19:19.

5 The Pulpit Commentary: Volume 2: Leviticus and Numbers (2007), Wordsearch Corp., Levítico 19:19; Robert Jamieson, A.R. Fausset, and David Brown (1871), Jamieson, Fausset, and Brown Commentary (Wordsearch Corp.), Levítico 19:19.

6 Charles Whitlaw (1838), The Scriptural Code of Health, with Observations on the Mosaic Prohibitions, and on the Principles and Benefits of the Medicated Vapour Bath (London: publicación propia), p. 68.

7 Éxodo 23:19; 34:26; Deuteronomio 14:21.

8 Gleason L. Archer (1974), A Survey of Old Testament Introduction (Chicago: Moody Press), p. 174.

9 Dave Miller (2017), A Summary of the Bible (Montgomery, AL: King Solomon Publications), p. 6.

10 Por ejemplo, Jamieson, Fausset, Brown, Levítico 19:19; Jamieson, Fausset, Brown, Deuteronomio 22:11; Matthew Henry (2014), Matthew Henry’s Commentary on the Whole Bible (Wordsearch Bible), Deuteronomio 22:11.


Published

A copied sheet of paper

REPRODUCTION & DISCLAIMERS: We are happy to grant permission for this article to be reproduced in part or in its entirety, as long as our stipulations are observed.

Reproduction Stipulations→