Menu
Credit: Creation Museum, Voyage room exhibits. Copyright 2007 AIG. Used with permission.

¿Fue global el Diluvio? El testimonio de la Escritura y la ciencia

Algunos se preguntan cómo podría ser un Diluvio global el Diluvio de Génesis 6-9. Simplemente no hay suficiente agua en la Tierra para cubrir “todos los montes altos que había debajo de todos los cielosQuince codos más alto subieron las aguas, después que fueron cubiertos los montes” (Gén. 7:19-20). Después de considerar esos aparentes dilemas, muchos recurren a interpretar el Diluvio de Génesis 6-9 como algo que, en su alcance, no fue mundial, sino local. ¿Es la historia del Diluvio un mito? ¿Fue el Diluvio un Diluvio local en lugar de un Diluvio global?

El testimonio de la Escritura

Primero, la Escritura simplemente no deja espacio para una interpretación de un Diluvio local. Aquí hay ocho razones para esto:

1. Si el Diluvio fuera local, ¿por qué perder varios años construyendo un arca (5:32; 7:6)? ¿Por qué no simplemente abandonar la zona?

2. ¿Por qué llevar al arca animales de todas partes de la región si el Diluvio fuera local, como representantes “de todo lo que vive, de toda carne” (6:19)? Dado que Dios realmente envió a los animales a Noé de todos modos (6:20), ¿por qué en su lugar no enviarlos simplemente fuera de la zona?

3. ¿Cómo pudo mantenerse a flote el arca durante varios meses mientras el agua retrocedía si el Diluvio fuera local (8:3)? Si bien el arca ciertamente podría mantenerse a flote en un lago grande durante un largo período de tiempo, los grandes lagos no se secan ni retroceden en solo un año sin brechas catastróficas que no se ajustan bien a la suposición uniformitarista que sostienen muchos defensores de un Diluvio local. La descripción en el texto parece implicar que el arca estaba flotando en una masa de agua en retroceso tan grande que tomó meses para que se drenara. Mientras las aguas del Diluvio retrocedían, Noé envió aves para determinar si la Tierra era lo suficientemente segura y seca como para salir del arca. La paloma “no hallódonde sentar la planta de su pie” (8:9) y, sin embargo, las palomas generalmente viajan más de ocho kilómetros en búsqueda de alimento1.

4. ¿Cómo podría reconciliarse la terminología bíblica, que describe el agua como cubriendo “todos los montes altos que había debajo de todos los cielos” (7:19), con un diluvio local? ¿Cómo podría el agua subir lo suficientemente alto localmente para cubrir montañas si el Diluvio no fue de mayor extensión?

5. ¿Cómo podría lograrse el propósito declarado en la Biblia de destruir al hombre (y a las bestias) de la faz de toda la Tierra (6:13; 7:4) con un diluvio local? Estimaciones conservadoras indican que podría haber habido 215,000,000 de personas en el planeta para la época del Diluvio, dado los largos lapsos de vida de la era pre-diluviana, la robustez del genoma humano joven y el mandato de Dios para que los humanos fueran fecundos, se multiplicaran y llenaran la Tierra (Gén. 1:28). Dado que es probable que en ese momento no se hubieran construido edificios grandes, una población así de grande seguramente se habría dispersado a una gran distancia y, sin embargo, todos los seres humanos fueron exterminados. Además, Génesis 9:19 indica que después del Diluvio, “de ellos fue llena toda la tierra” refiriéndose a los tres hijos de Noé que estaban en el arca con él: Sem, Cam y Jafet.

6. Dios hizo una promesa al hombre y a las criaturas de la Tierra de no volver a destruir la Tierra con un Diluvio de la manera en que lo hizo (9:8-16). Si el Diluvio fuera local, entonces Dios habría mentido, rompiendo Su pacto con el hombre, ya que los diluvios locales ocurren todo el tiempo. Sin embargo, un Diluvio global nunca ha vuelto a ocurrir.

7. Pedro usó la destrucción universal de la Tierra en el Diluvio para describir cómo será el día del juicio (2 Pe. 3:6-7). Si el Diluvio no fue universal, entonces lógicamente, el juicio tampoco será universal.

8. El Diluvio fue tan devastador para la Tierra que el ciclo de siembra, cosecha, invierno, verano, e incluso el día y la noche se vieron gravemente afectados durante muchos meses (8:22). ¿Cómo podrían haber sido afectados así los procesos terrestres si el Diluvio fue simplemente local?

La Biblia es clara: el Diluvio de Noé fue global en su alcance.

El testimonio de la ciencia

La ciencia también es clara en cuanto a la universalidad del Diluvio. Una teoría científica se valida mediante la comprobación de sus predicciones. Si ocurrió un Diluvio global en lugar de uno localizado, ¿qué podríamos predecir que encontraríamos al examinar la evidencia física? Aquí hay nueve evidencias científicas que verifican las predicciones de un Diluvio global:

Evidencia Científica #1: Capas Sedimentarias en los Continentes e Incluso Entre Continentes.

La roca sedimentaria se comprende típicamente como el resultado de sedimento depositado por agua. Como se predice si ocurriera un Diluvio global, la mayor parte de la superficie de la Tierra está compuesta por roca sedimentaria. Alrededor del 80-90% de la superficie de la Tierra está cubierta de sedimento o roca sedimentaria, en contraste con las rocas ígneas o metamórficas2. Mientras que en la columna geológica las capas superiores, conocidas como estratos del Cenozoico (a menudo considerados post-Diluvio por los geólogos creacionistas), se caracterizan por depósitos de roca sedimentaria ubicados geográficamente, muchas de las capas del Diluvio (estratos del Paleozoico y Mesozoico) atraviesan extensas regiones. Los estratos del Paleozoico y Mesozoico a menudo pueden rastrearse a lo largo de los continentes y, en algunos casos, entre continentes.

Por ejemplo, los geólogos han identificado seis “megasecuencias” de capas de roca sedimentaria en el Gran Cañón que pueden ser seguidas a lo largo de América del Norte3. Las capas de tiza del período cretácico (por ejemplo, los “Acantilados Blancos de Dover”) se extienden desde Irlanda a través de Inglaterra, cruzando el canal de la Mancha hacia Europa, y hasta Oriente Medio, Egipto e incluso Kazajistán4. Aún más notable es el hecho de que las mismas capas de tiza, encontradas entre las mismas capas, se encuentran en el medio oeste de EE. UU. y en Australia Occidental5. De manera similar, las capas de carbón del Pensilvánico de América se extienden hasta Gran Bretaña, Europa e incluso más lejos, hacia el Mar Caspio de Rusia6. Además, las capas de carbón del Pérmico, distintamente diferentes, del hemisferio sur se extienden entre Australia, la Antártida, India, Sudáfrica y Sudamérica7. Una deposición tan extendida de sedimento habla claramente en apoyo de un evento global acuático que depositó vastas cantidades de sedimento en un proceso como ninguno que presenciemos hoy en día.

Evidencia Científica #2: Fósiles Marinos en Continentes y Montañas.

Si una vez un Diluvio cubrió la Tierra, donde el lecho marino se rompió y se liberaron fuentes de material sobre la Tierra (Gén. 7:11; Pro. 3:20), seguido de que todas las montañas de la Tierra quedaron cubiertas de agua (Gén. 7:19-20), se podría predecir que se descubrirían fósiles marinos en todo el mundo, en todos los continentes y en la cima de las montañas8. No es ningún secreto que se encuentran fósiles marinos por encima del nivel del mar en todo el mundo y en las cumbres de las montañas. Incluso la cadena montañosa más alta del mundo, los poderosos Himalayas, alberga fósiles marinos9.

La roca continental (incluida la que forma las montañas) y la roca basáltica que forma el lecho marino son fundamentalmente diferentes.  Por lo tanto, la roca que se elevó para formar las montañas nunca estuvo en el fondo del océano. ¿Cómo, entonces, se explican los fósiles marinos encontrados en los continentes y las montañas? ¿Se “sumergieron” los continentes por debajo del nivel del mar varias veces en el pasado para permitir que las criaturas marinas viajaran a los continentes y fueran enterradas en varias capas distintas? Dado que la roca continental es menos densa, “flota” en el manto como un corcho, incapaz de sumergirse de esa manera.10 En cambio, en algún momento el océano tuvo que haberse elevado lo suficiente como para inundar los continentes, llevando consigo las criaturas marinas que se encuentran fosilizadas en los continentes, incluso en lo que ahora son montañas.

Evidencia Científica #3: Falta de Erosión (o Erosión Rápida) entre Capas de Roca.

La geología uniformitarista predice la deposición gradual y erosión de sedimentos en todo el planeta a lo largo de extensos períodos de tiempo; los procesos actuales son clave para comprender el pasado. Por lo tanto, el uniformitarismo prevería que las superficies de unión entre estratos sean rugosas y desiguales, con inclinaciones y hundimientos. Después de todo, un terreno normal tiene colinas, valles, lechos de ríos y otras características geográficas que restan uniformidad y nivelación a la topografía. Sin embargo, si ocurrió el Diluvio, muchas de las capas encontradas en los estratos del Paleozoico y Mesozoico se depositaron mientras estaban saturadas de agua y con poco tiempo entre su deposición secuencial. Por lo tanto, las superficies de unión de muchos estratos serían lisas y planas, con poca evidencia de erosión. Los enormes y hermosos afloramientos de roca del Gran Cañón permiten a los visitantes ver por sí mismos las distintivas capas de roca sedimentaria que caracterizan la era Paleozoica, la cual los geólogos de la Creación argumentan que marca el comienzo del Diluvio. Una característica distintiva de esas capas es que las superficies de unión de las capas suelen ser muy lisas, con poca evidencia de los procesos de erosión o deposición que deberían caracterizar las capas de roca si se formaron a lo largo de extensos períodos de tiempo11. La evidencia indica que las capas sedimentarias mundiales de la columna geológica se depositaron rápidamente en un evento acuático mundial.

Evidencia Científica #4: Sepultura Catastrófica.

La mayoría de las criaturas vivas no se fosilizan al morir. Para fosilizarse, deben ser enterradas rápidamente y aisladas del oxígeno, lo que causa la rápida descomposición de los animales de cuerpo blando. La fosilización, por lo tanto, es una rareza, especialmente para las criaturas terrestres12. Las condiciones deben ser las adecuadas. Si bien es posible imaginar que los cadáveres individuales sean cubiertos y preservados ocasionalmente por un deslizamiento de barro local o un proceso rápido de deposición de sedimentos, resulta mucho más difícil imaginar condiciones no catastróficas que puedan matar y preservar los exquisitos restos de un animal más grande (por ejemplo, un dinosaurio saurópodo o terópodo grande). Y, sin embargo, los fósiles de dinosaurios que fueron enterrados por un evento acuático son típicos en todo el registro fósil, tal como predice el modelo del Diluvio. Por ejemplo, la postura clásica de muerte de dinosaurio, conocida como postura opistótona, a menudo caracteriza a los fósiles de dinosaurios cuando se descubren los restos articulados de un esqueleto13. La cabeza del dinosaurio está “tirada hacia atrás sobre el cuerpo, a veces casi tocando la columna vertebral”14, como si se estuviera ahogando y jadeando por aire.

Incluso si las condiciones localizadas y no catastróficas pueden explicar razonablemente la conservación de criaturas enormes individuales, los cientos de cementerios fósiles en el mundo con numerosos fósiles preservados en cada sitio exigen condiciones catastróficas acuosas15. La rápida ejecución y sepultura de un grupo de animales es mucho más difícil de explicar bajo circunstancias uniformitaristas, especialmente cuando ese grupo de animales está compuesto por dinosaurios. Al examinar de cerca, la explicación contemporánea de los cementerios de dinosaurios no se sostiene. Los paleontólogos especulan que muchos cementerios de dinosaurios son el resultado de dinosaurios que murieron durante la temporada de inundaciones locales al cruzar un río y ser llevados a una curva del río y enterrados sucesivamente año tras año. Sin embargo, la evidencia física no respalda esta idea. En Newcastle, Wyoming, por ejemplo, se descubrió un cementerio de dinosaurios con más de 5,000 dinosaurios desarticulados organizados en un lecho de huesos escalonado. Si los cadáveres de dinosaurios se apilaran en una curva del río cada año y se enterraran rápidamente allí, uno esperaría encontrar los huesos en una orientación de la corriente del río con muchos de los esqueletos articulados, es decir, los huesos unidos como esqueletos completos o parciales. En cambio, el cementerio está compuesto de huesos desarticulados orientados de manera aleatoria. Además, si los huesos de dinosaurios se depositaran uno sobre otro anualmente, se esperarían lechos de huesos en diferentes niveles representando eventos sucesivos. Sin embargo, los huesos en el cementerio de dinosaurios están organizados en un único lecho escalonado, con huesos más grandes en la parte inferior y huesos más pequeños a medida que se sube, lo que indica un evento único, rápido y catastrófico que fue responsable de la destrucción, transporte y sepultura de miles de dinosaurios en la zona, incluidos Edmontosaurus, Triceratops, Pachycephalosaurus y varias variedades de Tyrannosaurus.

Muchos otros fósiles testifican condiciones catastróficas, en lugar de uniformitarias, de inundación como predice el modelo del Diluvio. Desde fósiles de ictiosaurios del Triásico (mitad del Diluvio) enterrados catastróficamente mientras daban a luz16, hasta peces Aspidorhynchus del Jurásico (final del Diluvio) enterrados con un Rhamphorhynchus (pterosaurio) en sus mandíbulas17, hasta fósiles de aspiración del Eoceno (final o poco después del Diluvio) – peces muertos y enterrados mientras comían a otros peces18: los fósiles que verifican las predicciones del modelo global del Diluvio son abundantes.

Evidencia Científica #5: “Sismos” Sobrenaturales.

Un “seísmo” es una capa rocosa especial que se forma cuando un terremoto hace vibrar una capa de sedimento (como arena) cubierta de agua, como la arena húmeda que se encuentra bajo el agua a lo largo de la línea de una costa. Cuando ocurre un terremoto, sacude la arena húmeda y el agua dentro de ella trata de escapar hacia arriba desde la arena al asentarse, como el magma de un volcán. Si la arena se secara después del terremoto y se petrificara (es decir, se convirtiera en piedra) y luego cortaras la arenisca por la mitad y miraras las capas interiores, verías las líneas onduladas causadas por el movimiento del agua agitada. Estas se conocen como estructuras de avulsión de fluidos y hoy en día suelen tener solo unos pocos centímetros de espesor. Si ocurrió el Diluvio, y “se rompieron las fuentes del abismo” (Gén. 7:11) y “subieron los montes, descendieron los valles” (Sal. 104:8), en conjunto con continentes saturados de agua, se prevería la existencia de seísmos en las capas rocosas asociadas con el Diluvio.

No solo se han descubierto muchos seísmos de este tipo, sino que, en Lance Creek, Wyoming, se han descubierto docenas de capas distintas de seísmos que tienen varios metros de grosor, en lugar de unos pocos centímetros como los seísmos que se forman hoy en día19. Estos seísmos anómalos serían calificados como “sobrenaturales” por los geólogos, ya que ningún proceso terrestre conocido (es decir, ninguno presenciado hoy en día) puede dar cuenta de su formación. Estas capas han sido rastreadas a lo largo de varios kilómetros y potencialmente podrían abarcar todo un continente. Esto significa que (1) toda el área estuvo una vez cubierta con grandes cantidades de agua (suficiente para hacer que varios metros de arena estuvieran húmedos) y (2) ocurrieron varios terremotos importantes, docenas de terremotos tan intensos que no hay un punto de referencia moderno para interpretar su fuerza. Al comparar los seísmos modernos y sus terremotos correlacionados con los seísmos de Lance Creek, se infiere que los seísmos de Lance Creek necesariamente fueron causados por un fenómeno anormal y desconocido, posiblemente los terremotos generados por la rápida formación de las Montañas Rocosas durante el Diluvio cuando, por ejemplo, la placa oceánica del Pacífico chocó y se subdujo bajo la placa de América del Norte a lo largo de la costa oeste de los Estados Unidos.

Evidencia científica #6: Transporte de sedimentos a larga distancia.

Las capas de rocas sedimentarias son el resultado de la deposición de sedimentos por agua y, en algunos casos, por viento. Por ejemplo, los ríos recogen tierra de sus lechos y márgenes, los transportan a lo largo de una cierta distancia, determinada por la velocidad y la profundidad del río, y vuelven a depositar los sedimentos, que eventualmente pueden convertirse en rocas sedimentarias si las condiciones son adecuadas. El tipo de roca sedimentaria dependerá del tipo de material que la componga, y el tipo de material se basa en la fuente de los sedimentos que el río está transportando. Si ocurrió un diluvio global, en lugar de uno local, se podría predecir que enormes cantidades de sedimentos habrían sido transportadas a grandes distancias, a diferencia de las cantidades menores de sedimentos que se transportan a distancias más cortas en la actualidad.

Una vez más, al examinar la evidencia física en las capas rocosas del Diluvio, podemos observar ciertos tipos de rocas sedimentarias cuya fuente de material se encuentra a cientos e, incluso, miles de millas de distancia. La arenisca Coconino en el Gran Cañón, con un espesor promedio mayor que la longitud de un campo de fútbol y una superficie mayor que el estado de California, se puede rastrear más allá de Utah hacia el norte. Se postula que la fuente del grupo Supai en el Gran Cañón se encuentra extremadamente lejos del Gran Cañón, y la fuente de la arenisca Navajo en Utah parece ser las Montañas Apalaches del este de Estados Unidos, a más de 1.800 millas de distancia20. Aunque la evidencia física es difícil de conciliar utilizando el paradigma convencional del uniformitarismo, verifica otra predicción del modelo del Diluvio global.

Evidencia científica #7: Explosión Cámbrica.

De acuerdo con el libro del Génesis, hace algunos miles de años, Dios creó directamente todas las “especies” de vida en cuatro días, no a través de la evolución durante cuatro mil millones de años21. Aproximadamente 1650 años después de esa Creación inicial, ocurrió el Diluvio. Si el Diluvio fue, de hecho, de alcance global, entonces destruyó a todas las aves y criaturas terrestres que no estaban en el arca preparada para los ocho sobrevivientes de ese evento catastrófico. Con base en esa información, los geólogos creacionistas pueden hacer varias predicciones científicas. Dado que la Tierra es joven y que Dios no creó la vida a través de una evolución gradual, y dado que el Diluvio aparentemente fue el primer (y único) evento catastrófico global importante en la Tierra después de la Creación, y los eventos catastróficos suelen ser la causa de la fosilización, se podría predecir lo siguiente: (1) Es probable que se haya formado muy pocos fósiles antes del Diluvio; (2) No existirían fósiles transicionales entre los principales grupos filogenéticos en el registro fósil; (3) En su lugar, las criaturas vivas aparecerían completamente formadas, distintas y funcionales la primera vez que aparecen en el registro fósil; (4) Cuando comenzó el Diluvio global, predeciríamos una marcada línea en la columna geológica que representa el inicio del evento del Diluvio mundial; (5) Además, predeciríamos una explosión de fósiles completamente formados por encima de esa línea, en todo el mundo, que representen las muertes de las criaturas vivas debido a deslizamientos de lodo y otros procesos de formación de fósiles durante el Diluvio global.

Cuando se examina el registro fósil para poner a prueba la validez de estas predicciones del Diluvio global, se encuentra que las cinco predicciones son fácilmente verificables. Se observa que, al comienzo del registro, en las capas pre-cámbricas (es decir, las capas pre-diluvianas), se encuentra muy poco en términos de fósiles, principalmente estromatolitos totalmente formados (predicciones 1 y 3). Por encima de las capas pre-cámbricas, se observa una línea distintiva que se extiende por todo el planeta, llamada “Gran Inconformidad” (predicción 4)22. Esa línea marca el comienzo de las capas cámbricas (es decir, el Diluvio) y una explosión de fósiles totalmente formados, conocida como la “Explosión Cámbrica” por los paleontólogos (predicciones 3 y 5). Estos fósiles aparecen en todo el mundo en rocas sedimentarias sin ninguna historia evolutiva preservada en el registro fósil (predicción 2) y, en todos los aspectos, reflejan el comienzo del registro fósil23, precisamente lo que se predice si ocurrió la Creación y el Diluvio global, y de manera decididamente contraria al paradigma evolutivo convencional. Incluso un conocido biólogo evolutivo admitió respecto a los fósiles del Cámbrico: “Es como si hubieran sido plantados allí, sin ninguna historia evolutiva. No hace falta decir que esta apariencia de una plantación repentina ha deleitado a los creacionistas”24. Incluso Charles Darwin reconoció la Explosión Cámbrica como un problema para su teoría25. La Explosión Cámbrica no solo falsifica las predicciones evolutivas, sino que también verifica al menos cinco predicciones del Diluvio global.

Evidencia científica #8: Leyendas del Diluvio.

Si el Diluvio ocurrió, pero fue simplemente local en su alcance, no se esperaría que existiera un registro del evento limitado que haya sido transmitido en sociedades separadas de todo el mundo. Se podrían esperar leyendas distintas de inundaciones localizadas que se transmitieran dentro de sociedades separadas, pero no mostrarían similitudes significativas si estuvieran describiendo eventos diferentes. Sin embargo, si el Diluvio ocurrió y fue global en su alcance, sería inconcebible suponer que las historias sobre un evento tan catastrófico no se hayan transmitido a lo largo de los siglos a prácticamente todas las sociedades. Dado que el incidente en Babel ocurrió poco después del Diluvio (Génesis 11), donde Dios creó directamente varios idiomas orales distintos, pero aparentemente no idiomas escritos, es probable que las historias del Diluvio no se hayan escrito durante muchos años. En cambio, se transmitieron oralmente, un medio más propenso a inexactitudes en la transmisión. Por lo tanto, el evento ciertamente sería recordado, pero muchos de los detalles generalmente no se esperaría que fueran exactos26. Al comparar cuentas separadas del evento de diferentes sociedades, si los detalles coincidieran exactamente, se sospecharía que hubo colaboración en algún momento entre las sociedades (es decir, que las historias del Diluvio se originaron a partir de una fuente posterior, en lugar de los testigos originales). Efectivamente, una vez más, encontramos evidencia decisiva de la arqueología de cientos de leyendas mundiales distintas, pero curiosamente similares sobre un Diluvio catastrófico27. Los detalles no coinciden perfectamente, como se predijo, pero coinciden asombrosamente en lo esencial, lo que sugiere un verdadero evento único ocurrido hace miles de años que afectó a todo el mundo en lugar de una pequeña área geográfica.

Evidencia científica #9: Depósito rápido de estratos.

Como se discutió anteriormente, el uniformitarismo, la suposición estándar utilizada para interpretar las observaciones geológicas hoy en día, sugeriría que las capas de roca sedimentaria de la Tierra se depositaron gradualmente durante millones de años. No se esperaría que las capas de sedimentos situadas debajo de la superficie estuvieran blandas después de millones de años, sino que se hubieran litificado. Si ocurrió un diluvio global, entonces el catastrofismo, no el uniformitarismo, es un principio interpretativo mejor para ser utilizado en la geología. Si ocurrió un diluvio global, entonces las capas sedimentarias del periodo Paleozoico y Mesozoico (es decir, los estratos de roca del diluvio) se depositaron rápidamente, posiblemente en tan solo un año. Por lo tanto, muchos de los estratos debajo de la superficie durante el diluvio seguirían estando blandos, aún no litificados. ¿Cuál predicción se verifica al examinar las pruebas físicas? La predicción del modelo del diluvio global se verifica cuando observamos estratos de roca estrechamente plegados, por ejemplo, en las areniscas Tapeats y calizas Muav del Paleozoico en el Gran Cañón28. Dado que las rocas se rompen en lugar de doblarse, observar varios metros de estratos de roca estrechamente plegados e ininterrumpidos implica que las capas aún no eran roca cuando se doblaron, precisamente lo que se esperaría si ocurrió el diluvio global y se depositaron las capas sedimentarias del Mesozoico y Paleozoico en todo el mundo.

Otra evidencia adicional del depósito rápido de estratos se observa cuando observamos fósiles polistratos. Los fósiles polistratos son fósiles individuales que abarcan múltiples (“poli“) estratos (“stratos“), como árboles fosilizados y otros organismos en todo el mundo29. Sin duda, solo una “fe” caprichosa y ciega llevaría a alguien a aceptar la postulación de que un árbol podría permanecer muerto, sin descomponerse y asomando fuera del suelo durante cientos de miles o millones de años mientras el sedimento se acumula lentamente alrededor del árbol, enterrándolo. Los fósiles polistratos en todo el mundo sugieren un depósito rápido de las capas de roca sedimentaria también a nivel mundial.

¿Adónde se fue el agua?

Tanto la ciencia como las Escrituras respaldan un Diluvio global, pero si las aguas del Diluvio realmente cubrieron una vez la Tierra, incluso las montañas, ¿a dónde fue el agua después del Diluvio? El agua no pudo desaparecer del Universo, debe tener una explicación, a menos que Dios haya elegido suspender la Primera Ley de la Termodinámica y eliminar directamente el agua del Universo.

El relato del evento del Diluvio está ciertamente lleno de la actividad sobrenatural de Dios. Él se comunicó directamente con Noé, informándole cómo construir el Arca (Gén. 6:14-16), envió los animales a Noé (Gén. 6:20), cerró personalmente la puerta del Arca (Génesis 7:16) y aparentemente inició el Diluvio (Gén. 6:17; 7:4, 23). La posibilidad de otra actividad sobrenatural por parte de Dios, por lo tanto, no se puede ignorar. Sin embargo, antes de asumir “Dios lo hizo milagrosamente” como una explicación para todo lo que no conocemos, lo cual podría llevar a conclusiones erróneas, pereza científica y una falta de conocimiento valioso sobre el reino natural y la gloriosa grandeza de Dios reflejada en él30, consideremos si hay otra explicación plausible sobre dónde fue el agua del Diluvio.

Si toda la atmósfera actual de la Tierra liberara su agua, solo cubriría el globo con una profundidad de aproximadamente una pulgada por encima del nivel del mar31. Si se derritiera todo el hielo terrestre actual, incluyendo glaciares, casquetes de hielo y capas de hielo, el nivel del mar se elevaría aproximadamente 230 pies32. Si toda el agua dentro de la corteza terrestre se bombease a la superficie de la Tierra, el nivel del mar se elevaría otros 600 pies33, lo cual es mucho más significativo. Sin embargo, al considerar que muchas montañas de la Tierra se elevan a más de 25,000 pies de altura, esos números pierden importancia34. ¿Dónde está el agua del Diluvio? La respuesta: aparentemente, está en el mismo lugar de donde vino, principalmente en los océanos (Sal. 104:6-9).

Si bien las Escrituras no proporcionan muchos detalles sobre lo que ocurrió durante el Diluvio, sí nos brindan algunas pistas importantes.

Cuando comenzó el Diluvio, “fueron rotas todas las fuentes del grande abismo (es decir, los océanos)” (Gén. 7:11; Pro. 3:20). Esta terminología sugiere la ruptura del fondo oceánico y la liberación de agua y magma desde el interior de la Tierra hacia el fondo del océano. Utilizando nuestro conocimiento de geología en el siglo XXI, esta terminología sugiere la existencia de la tectónica de placas (es decir, la ruptura e inicio del movimiento de las placas que componen la superficie de la Tierra) en ese momento.

Se menciona la ruptura del gran abismo, seguida (quizás causada) por la apertura de las “cataratas de los cielos“: una lluvia intensa (Gén. 7:11) durante 40 días y noches (7:12).

Las aguas “crecieron” (7:17) y “crecieron en gran manera” (vs. 18), prevaleciendo durante 150 días (vs. 24), aproximadamente cinco meses. Después de ese punto, “se cerraron las fuentes del abismo y las cataratas de los cielos; y la lluvia de los cielos fue detenida“. Un gran viento pasó sobre la Tierra y, por lo tanto, las aguas empezaron a retroceder continuamente (8:1-3) hasta que finalmente el arca se posó varias semanas después (vs. 4).

El Salmo 104 (RV1960) habla de la Creación y el Diluvio. Los versículos 6-9 se refieren al Diluvio35 y nos dicen que las montañas se elevaron y los valles se hundieron durante el evento. Si bien aparentemente existían algunas ubicaciones a elevaciones más altas antes del Diluvio (7:19-20), las montañas más altas se formaron durante el Diluvio.

El Salmo 104:9 (RV1960) indica que la actividad geológica que ocurrió durante el Diluvio creó un entorno geográfico que ahora impide que un diluvio global vuelva a ocurrir.

¿Existen pruebas físicas que respalden y expliquen aún más estas afirmaciones en las Escrituras? Indudablemente.

Cuando las fuentes del gran abismo se rompieron, aparentemente iniciando la tectónica de placas36, el magma del manto habría entrado en contacto con las aguas del océano, supercalentándolas y expulsándolas hacia la atmósfera como vapor sobrecalentado, que luego caía como lluvia. Muchas de las zonas de divergencia de la Tierra37 se extienden durante cientos de kilómetros en la base de los océanos. Por lo tanto, se habría creado una actividad similar a los géiseres que generaría fuentes globales que empaparían los continentes con cantidades inmensas de agua durante posiblemente semanas (¿40 días?) hasta que el movimiento de las placas tectónicas de la Tierra se ralentizara.

Actualmente podemos observar los efectos de las placas tectónicas de la Tierra mientras se mueven entre sí, convergiendo y subduciendo, divergiendo y transformándose. La mayor parte de la actividad geológica en la Tierra ocurre a lo largo de los márgenes de las placas tectónicas a medida que se desplazan, como terremotos, volcanes y la formación de montañas. Las placas subductoras se inclinan hacia abajo, sumergiéndose lentamente en el manto de la Tierra y arrastrando con ellas el fondo del océano. En el lado opuesto de la placa, ocurre la divergencia de placas, cuando se separan unas de otras, creando espacios entre ellas y permitiendo que nuevo material del manto emerja para llenar esos espacios, reemplazando el material que ha sido arrastrado hacia la zona de subducción. Si bien las placas se mueven a una velocidad del orden de centímetros por año en la actualidad (formando montañas y volcanes muy lentamente), cuando comenzó la tectónica de placas (es decir, al inicio del Diluvio), las simulaciones muestran que la velocidad habría sido del orden de metros por segundo, formando montañas rápidamente38.

Si las placas tectónicas siempre se hubieran movido a la misma velocidad lenta que lo hacen hoy, el material de la placa subductora se habría calentado y alcanzado el equilibrio térmico con el material del manto mucho antes de llegar al límite entre el núcleo y el manto en su descenso. Sin embargo, si el modelo del Diluvio global es correcto y las placas se movieron rápidamente al comienzo del Diluvio hace solo unos miles de años, se predice que enormes losas de material frío proveniente del fondo del océano se acumularían en el límite entre el núcleo y el manto que aún no se ha calentado a las temperaturas del manto. Efectivamente, otra predicción del Diluvio se verificó cuando la tecnología progresó lo suficiente como para estudiar la estructura interna de la Tierra. A mediados de la década de 199039, se descubrieron losas de material más frío acumuladas debajo de zonas de subducción, en lo profundo del manto.

El nuevo material que reemplaza el fondo del océano frío y denso que es arrastrado hacia las zonas de subducción es mucho más caliente y, por lo tanto, menos denso. El efecto es que el nuevo material “flota” más alto en el manto. A medida que el fondo del océano fue reemplazado rápidamente por nuevo material del manto durante las primeras semanas del Diluvio, cada vez más agua del océano fue desplazada continuamente hacia la tierra hasta que todo el fondo del océano fue reemplazado. Geólogos y geofísicos estiman que, en su punto más alto, el fondo del océano habría estado más de 3,000 pies más alto que su nivel inicial40. La velocidad del movimiento de las placas se habría reducido en ese punto, permitiendo que el nuevo fondo del océano se enfriara, volviera a ser más denso y, por lo tanto, flotara más bajo en el manto, creando los valles que permitirían que las aguas del Diluvio regresaran a los océanos. La nueva altura de las montañas y la topografía del fondo del océano actualmente impiden la posibilidad de la repetición de un Diluvio global, como lo implica el Salmo 104:9.

Nuestro creciente conocimiento científico continúa proporcionando cada vez más pistas que respaldan y explican el Diluvio global de Noé. Ya sea que el agua del Diluvio haya sido eliminada de forma sobrenatural o natural, no hay ninguna contradicción creada para el modelo del Diluvio global.

Conclusión

La Biblia habla de un diluvio importante, aproximadamente 1650 años después de la Creación. Mientras los escépticos se burlan de la posibilidad de un diluvio global y muchos creyentes de la Biblia se rascan la cabeza, incrédulos, ante tal perspectiva, tanto las Escrituras inspiradas como la ciencia están de acuerdo: el diluvio ocurrió y fue global. Una vez más, no hay razón para cuestionar la validez de las Escrituras. Cuando uno examina cuidadosamente las pruebas antes de sacar conclusiones (1 Tes. 5:21), se verifica que las afirmaciones de las Escrituras son verdaderas, sin excepción. Solo se necesita ser “diligente” como un obrero que no tiene de qué avergonzarse, teniendo cuidado de manejar correctamente la Palabra de Dios (2 Tim. 2:15).

¿Importa, sin embargo, si ocurrió o no el diluvio global? Sin duda alguna. Jesús dirigió la atención de su audiencia hacia el diluvio en Mateo 24, advirtiendo:

Mas como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre. Porque como en los días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dando en casamiento, hasta el día en que Noé entró en el arca, y no entendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos, así será también la venida del Hijo del Hombre (vv. 37-39).

Lamentablemente, la humanidad ha olvidado el mensaje que el Diluvio de Dios transmitía. El Diluvio fue una representación física de cómo Dios ve el pecado. El Diluvio nos recuerda la santidad de Dios y la necesidad del arrepentimiento y la obediencia humana para serle agradable. Es un recordatorio de que el juicio puede estar siempre a la vuelta de la esquina, cuando menos lo esperamos. En 2 Pedro 3:3-6, Pedro recordó a su audiencia el Diluvio y luego advirtió:

Pero el día del Señor vendrá como ladrón en la noche; en el cual los cielos pasarán con grande estruendo, y los elementos ardiendo serán deshechos, y la tierra y las obras que en ella hay serán quemadas. Puesto que todas estas cosas han de ser deshechas, ¡cómo no debéis vosotros andar en santa y piadosa manera de vivir (vv. 10-11).

El Diluvio global de Noé es un recordatorio del juicio global que acecha en el futuro y la exigencia de Dios de que llevemos una vida santa y piadosa.

Pero el Diluvio también es un recordatorio de la gracia de Dios. Dios, a través de Noé, se esforzó por resaltar en repetidas ocasiones cómo Noé era diferente: obedecía constantemente a Dios (Gén. 6:22; 7:5, 9, 16). El Diluvio nos recuerda que aquellos que se someten obedientemente a Dios pueden ser salvados a través del agua y recibir los beneficios de la gracia de Dios si tan solo creemos en Él. Pedro, una vez más, usó el Diluvio en 1 Pedro 3:

Cuando una vez esperaba la paciencia de Dios en los días de Noé, mientras se preparaba el arca, en la cual pocas personas, es decir, ocho, fueron salvadas por agua. El bautismo que corresponde a esto ahora nos salva (no quitando las inmundicias de la carne, sino como la aspiración de una buena conciencia hacia Dios) por la resurrección de Jesucristo (vss. 20-21)41.

Tomado de: Was the Flood Global? Testimony from Scripture and Science https://apologeticspress.org/was-the-flood-global-testimony-from-scripture-and-science-5671/

Referencias

1 Ronnie George (no date), Mourning Doves in Texas, Texas Parks & Wildlife Department, p. 11.

2 Kevin Charles Beck, et al. (2018), “Sedimentary Rock,” Encyclopaedia Britannica On-line, Octubre 16, https://www.britannica.com/science/sedimentary-rock.

3 L.L. Sloss (1963), “Sequences of the Cratonic Interior of North America,” Geological Society of America Bulletin, no. 74, pp. 93-114.

4 D.V. Ager (1973), The Nature of the Stratigraphical Record (London: Macmillan), pp. 1-2.

5 Andrew Snelling (2008), “Transcontinental Rock Layers,” Answers Magazine, July-September, pp. 80-83, https://assets.answersingenesis.org/doc/articles/pdf-versions/flood_evidence_3.pdf.

6 Ager, pp. 6-7.

7 Snelling, p. 82.

8 Es importante tener en cuenta que la mayoría de las montañas de la Tierra probablemente se elevaron hacia el final del Diluvio, después de que los fósiles que se encuentran en ellas ya se hubieran depositado.

9 J.P. Davidson, W.E. Reed, and P.M. Davis (1997), “The Rise and Fall of Mountain Ranges,” in Exploring Earth: An Introduction to Physical Geology (Upper Saddle River, N.J.: Prentice Hall), pp. 242–247.

10 Andrew Snelling (2007), High and Dry Sea Creatures,” Answers Magazine, Octubre-Diciembre, pp.81-83, https://answersingenesis.org/fossils/fossil-record/high-dry-sea-creatures/.

11 Steven Austin (1994), Grand Canyon: Monument to Catastrophe (Santee, CA: ICR).

12 “Under What Conditions Do Fossils Form?” (sin fecha), American Geosciences Institutehttps://www.americangeosciences.org/education/k5geosource/content/fossils/under-what-conditions-do-fossils-form.

13 “Articulado” significa que el esqueleto del dinosaurio se encuentra intacto, en lugar de desarticulado, con sus huesos reducidos a fragmentos o faltantes.

14 Brian Switek (2017), “The Secret of the Dinosaur Death Pose,” Scientific American, March 1, https://blogs.scientificamerican.com/laelaps/the-secret-of-the-dinosaur-death-pose/.

15 David Bottjer, Walter Etter, James Hagadorn, and Carol Tang, eds. (2002), Exceptional Fossil Preservation: A Unique View on the Evolution of Marine Life (New York: Columbia University Press).

16 Christine Dell’Amore (2014), “Oldest Sea Monster Babies Found; Fossil Shows Reptiles Had Live Birth,” National Geogrpahic On-line, February 12, https://news.nationalgeographic.com/news/2014/02/140212-sea-monster-ichthyosaur-reptiles-paleontology-science-animals/.

17 Charles Choi (2012), “Caught in the Act: Ancient Armored Fish Downs Flying Reptile,” Live Science On-line, March 9, https://www.livescience.com/18958-armored-fish-attacks-pterosaur.html.

18 L. Grande (1984), “Paleontology of the Green River Formation, with a Review of the Fish Fauna,” Ed. 2, The Geological Survey of Wyoming Bulletin, 63, http://www.fossilmuseum.net/Fossil_Galleries/GreenRiverFish.htm.

19 Andrew Snelling (2017), “When Continents Collide,” Answers Magazine On-line, enero 1, https://answersingenesis.org/geology/plate-tectonics/when-continents-collide/.

20 Austin, pp. 35-36; Andrew Snelling (2008), “Sand Transported Cross Country,” Answers Magazine On-line, octubre 1, https://answersingenesis.org/geology/sedimentation/sand-transported-cross-country/.

21 Eric Lyons (2014), “Creation and the Age of the Earth,” Reason & Revelation, 34[7]:86-94, https://apologeticspress.org/pub_rar/34_7/1407w1.pdf; Jeff Miller (2017), Science vs. Evolution (Montgomery, AL: Apologetics Press), second edition; Jeff Miller (2019), “21 Reasons to Believe the Earth is Young,” Reason & Revelation, 39[1]:2-5,8-11.

22 Austin, pp. 66-67.

23 Stephen J. Gould (1994), “The Evolution of Life on Earth,” Scientific American, 271:86, octubre.

24 Richard Dawkins (1986), The Blind Watchmaker (New York: W.W. Norton), p. 229.

25 “Discovery Of Giant Roaming Deep Sea Protist Provides New Perspective On Animal Evolution” (2008), UT News, November 20, http://news.utexas.edu/2008/11/20/giant_protist; Daniel Osorio, Jonathan Bacon, and Paul Whitington (1997), “The Evolution of Arthropod Nervous Systems,” American Scientist, 85[3]:244.

26 Y es de esperar que las creencias religiosas locales y las supersticiones estén entrelazadas con los hechos históricos.

27 Eric Lyons and Kyle Butt (2003), “Legends of the Flood,” Apologetics Press, https://apologeticspress.org/apcontent.aspx?category=6&article=64; Duane Gish (1992), Dinosaurs by Design (Green Forest, AR: New Leaf Publishing), p. 74; Robert  Schoch (2003), Voyages of the Pyramid Builders (New York: Jeremy Parcher/Putnam), p. 249; Graham Hancock (1995), Fingerprints of the Gods (New York: Three Rivers Press), p. 190.

28 Andrew Snelling, “Rock Layers Folded, Not Fractured,” Answers 4, No. 2 (abril-junio de 2009):80-83; Morris, pp. 108-113.

29 Michael Oard and Hank Giesecke (2007), “Polystrate Fossils Require Rapid Deposition,” CRS Quarterly, 43[3]:232-240, March; John Morris (2011), The Young Earth (Green Forest, AR: Master Books), pp. 102-105; Andrew Snelling (1995), “The Whale Fossil in Diatomite, Lompoc, California,” Creation Ex Nihilo Technical Journal, 9[2]:244-258.

30 Salmos 19:1; Romanos 1:20; Salmos 111:2.

31 “The Water Cycle: Water Storage in the Atmosphere” (2018), United States Geological Surveyhttps://water.usgs.gov/edu/watercycleatmosphere.html.

32 “Facts About Glaciers” (2018), National Snow & Ice Data Centerhttps://nsidc.org/cryosphere/glaciers/quickfacts.html.

33 “Deborah Netburn” (2015), “There Are 6 Quintillion Gallons of Water Hiding in the Earth’s Crust,” Los Angeles Times, November 21, https://www.latimes.com/science/sciencenow/la-sci-sn-modern-groundwater-20151116-story.html.

34 Recientemente se ha descubierto evidencia indirecta de inmensas reservas de agua en el manto, aunque aún no está confirmado en la actualidad. [Becky Oskin (2014), “Rare Diamond Confirms That Earth’s Mantle Holds an Ocean’s Worth of Water,” Scientific American On-line, March 12, https://apologetcspress.page.link/ScientificAmericanMarch2014; Andy Coghlan (2017), “There’s as Much Water in Earth’s Mantle as in All the Oceans,” New Scientist On-line, junio 7, https://www.newscientist.com/article/2133963-theres-as-much-water-in-earths-mantle-as-in-all-the-oceans/.]

35 De lo contrario, si se refieren a la Creación, entonces el versículo nueve fue violado durante el Diluvio cuando el agua cubrió nuevamente la Tierra.

36 O como los científicos de la Creación lo llaman, Tectónica de Placas Catastrófica.

37 Es decir, lugares donde las placas tectónicas se separan y el material nuevo del manto reemplaza el fondo oceánico.

38 Steven Austin, John Baumgardner, D. Russell Humphreys, Andrew Snelling, Larry Vardiman, and Kurt Wise (1994), “Catastrophic Plate Tectonics: A Global Flood Model of Earth History,” Proceedings of the Third International Conference on Creationism, ed. R.E. Walsh (Pittsburgh, PA: Creation Science Fellowship), pp. 609-621.

39 S.P. Grand (1994), “Mantle Shear Structure Beneath the Americas and Surrounding Oceans,” Journal of Geophysical Research, 99:11591-11621; J.E. Vidale (1994), “A Snapshot of Whole Mantle Flow,” Nature, 370:16–17.

40 Austin, y otros.

41 Vea Dave Miller (2018), Baptism & the Greek Made Simple (Montgomery, AL: Apologetics Press), pp. 90-94.


Published

A copied sheet of paper

REPRODUCTION & DISCLAIMERS: We are happy to grant permission for this article to be reproduced in part or in its entirety, as long as our stipulations are observed.

Reproduction Stipulations→