Menu

¿Era el Arca lo suficientemente grande para todos los animales?

Si hay alrededor de 11,000,000 de especies en el planeta hoy en día1 y había al menos dos representantes de cada especie en el Arca (y en algunos casos siete o catorce2), ¿cómo podría ser lo suficientemente grande el Arca como para albergar a todos sus pasajeros durante un año entero, algunos de los cuales eran dinosaurios? Aquí hay cuatro puntos relevantes que aclaran esta aparente imposibilidad.

(1) Es cierto que los dinosaurios habrían estado en el Arca. Dado que el inicio del Diluvio en la columna geológica y en el registro fósil es claro —la “Gran Discordancia” y la Explosión Cámbrica, respectivamente— y los dinosaurios se encuentran mucho después de esos rasgos geológicos en todo el mundo, los dinosaurios estaban vivos cuando el Diluvio comenzó. Por lo tanto, como criaturas terrestres habrían estado representados en el Arca. Además, la evidencia arqueológica verifica la existencia de dinosaurios después del Diluvio3.

Dicho esto, es casi seguro que Dios no envió a Noé representantes adultos de las especies que deseaba en el Arca. Las especies adultas requieren más espacio, comida y agua, y producen más desechos. Además, no sobrevivirían tanto tiempo después del Diluvio como las especies juveniles y, por lo tanto, no serían tan adecuadas para repoblar la Tierra como las especies juveniles. Las especies juveniles, obviamente, ocuparían muy poco espacio en el Arca. Incluso los enormes dinosaurios saurópodos probablemente tenían menos de siete pulgadas de tamaño al nacer4.

(2) No es seguro que haya 11,000,000 especies en el planeta. El número real de especies catalogadas hasta 2018 era aproximadamente de 1.8 millones5. Los biólogos proyectan que eventualmente catalogarán 11,000,000 especies. Sin embargo, incluso ese número incluye muchas especies que no habrían estado en el Arca (puesto que el texto no las enumera entre los animales que Noé llevó), incluyendo los reinos completos Plantae, Fungi, Protozoa, Chromista, Archaea y Bacteria. Además, muchas criaturas dentro del reino Animalia no habrían estado representadas en el Arca, incluyendo criaturas marinas y muchas especies de anfibios que podrían sobrevivir fuera del Arca, así como muchos insectos (que conforman la mayor parte del reino Animalia), ya que no tienen el “aliento de vida” (Gén. 7:15) y muchos no serían clasificados como “seres vivientes” (7:14) según las Escrituras. Por lo tanto, el número de especies representadas en el Arca habría sido significativamente menor que 11,000,000.

(3) Moisés utilizó el “codo” como estándar de medida para las dimensiones del Arca, que generalmente se estima en aproximadamente 18 pulgadas —desde la punta del dedo medio hasta el codo6. Sin embargo, algunos estudiosos estiman un codo más largo. El registro fósil revela que los reptiles (dinosaurios), plantas, insectos y criaturas marinas crecieron mucho más que la mayoría de los animales de hoy en día. Si los seres humanos también eran más grandes en la era pre-Diluvio, como podrían implicar los fósiles de Homo heidelbergensis, el codo también podría haber sido más grande. Un codo de 25 pulgadas duplicaría más que el volumen de espacio dentro del Arca (1,518,750 pies cúbicos frente a 4,062,500 pies cúbicos).

(4) El texto del Génesis indica que se trajeron “especies” de criaturas, no especies, en el Arca. Como se discute en otros lugares7, los dos términos no son equivalentes. El término “especie” se desarrolló relativamente en una época reciente, miles de años después de que Moisés escribió. “Especie” probablemente está más relacionado con los términos taxonómicos modernos “familia” o “género”. Gran parte de la diversidad que vemos dentro de esas categorías, las muchas especies del planeta, podría haber surgido después del Diluvio debido a la variación heredable dentro de los genomas de las protoespecies en el Arca. Representantes de los cánidos, por ejemplo, estaban en el Arca, de los cuales probablemente surgieron zorros, lobos, chacales, coyotes, dingos y perros domésticos.

El geólogo y biólogo de la creación, John Woodmorappe, realizó un estudio exhaustivo sobre la viabilidad de albergar 16,000 animales (representantes de cada género en el rango taxonómico; es decir, incluso más de los que estarían representados si se usara el rango de familia) en el Arca, teniendo en cuenta los requisitos espaciales para comida, agua, eliminación de desechos, calefacción, ventilación e iluminación, y concluyó que el Arca era más que adecuada en tamaño para albergar a los animales8.

El Arca estaba bien equipada para enfrentar el desafío de albergar a miles de animales con espacio de sobra. Obviamente, se esperaría que el Arca fuera lo suficientemente grande para sus pasajeros considerando que Dios sabía cuántas especies enviaría a Noé y, por lo tanto, cuán grande necesitaba ser el Arca —ambas variables que Dios, Él mismo, controlaba (Gén. 6:14-16,20). Como siempre sucede: no hay razón racional para desconfiar de lo que dice la Biblia.

Tomado de: Was the Ark Large Enough for All of the Animals? https://apologeticspress.org/was-the-ark-large-enough-for-all-of-the-animals-5704/

1 Camilo Mora, Derek P. Tittensor, Sina Adl, Alastair G.B. Simpson, and Boris Worm (2011), “How Many Species Are There on Earth and in the Ocean?” PLoS Biology, 9[8]:e1001127, https://apologeticspress.page.link/HowManySpecies.

2 Eric Lyons (2004), “How Many Animals of Each Kind did Noah Take into the Ark?” Apologetics Press, https://www.apologeticspress.org/AllegedDiscrepancies.aspx?article=656.

3 Eric Lyons y Kyle Butt (2008), The Dinosaur Delusion (Montgomery, AL: Apologetics Press).

4 Simon Jackson (1997), “Dinosaur Eggs: Sauropod Eggs,” University of Bristol: Earth Sciences, http://palaeo.gly.bris.ac.uk/palaeofiles/eggs/Types/sauropods.html.

5 “About the Catalogue of Life” (2018), Catalogue of Life: 2018 Annual Checklisthttp://www.catalogueoflife.org/annual-checklist/2018/info/about.

6 Walter A. Elwell, ed. (1988), Baker Encyclopedia of the Bible (Grand Rapids, MI: Baker), p. 2136.

7 Jeff Miller (2017), Science vs. Evolution (Montgomery, AL: Apologetics Press), 2da edición, p. 132.

8 John Woodmorappe (1996), Noah’s Ark: A Feasibility Study (Santee, CA: Institute for Creation Research).


Published

A copied sheet of paper

REPRODUCTION & DISCLAIMERS: We are happy to grant permission for this article to be reproduced in part or in its entirety, as long as our stipulations are observed.

Reproduction Stipulations→