Menu

El orden de la Cena del Señor

En Mateo (26:26-27) y en el relato de Marcos (14:22-23) sobre la institución de la Cena del Señor, Jesús bendijo primero el pan y luego la copa. Sin embargo, Lucas parece dar el orden opuesto, mencionando primero la copa (22:17-19). ¿Esta diferencia es una discrepancia en la que los escritores inspirados se contradicen entre sí?

Ciertamente, Jesús solo instituyó la Cena del Señor una vez. Él bendijo el pan primero o bendijo la copa primero. No lo hizo de ambas maneras. Entonces, ¿podemos entender el texto de tal manera que la Biblia no sea desacreditada, reconociendo que Jesús no lo hizo de ambas maneras? En aquella única noche hace tanto tiempo, cuando instituyó la Cena del Señor, ¿qué hizo primero? ¿El pan y luego la copa, o la copa y luego el pan?

Claramente, los escritores bíblicos no siempre afirman representar un evento en secuencia cronológica. Lucas podría haber tratado fácilmente el incidente de la Pascua y la Cena del Señor de manera temática. En tal caso, no existiría contradicción. Sin embargo, en este caso en particular, se presenta una explicación diferente.

Lee cuidadosamente el relato de Lucas del evento:

Llegó el día de los panes sin levadura, en el cual era necesario sacrificar el cordero de la pascua. Y Jesús envió a Pedro y a Juan, diciendo: Id, preparadnos la pascua para que la comamos. Ellos le dijeron: ¿Dónde quieres que la preparemos? Él les dijo: He aquí, al entrar en la ciudad os saldrá al encuentro un hombre que lleva un cántaro de agua; seguidle hasta la casa donde entrare, y decid al padre de familia de esa casa: El Maestro te dice: ¿Dónde está el aposento donde he de comer la pascua con mis discípulos? Entonces él os mostrará un gran aposento alto ya dispuesto; preparad allí. Fueron, pues, y hallaron como les había dicho; y prepararon la pascua. Cuando era la hora, se sentó a la mesa, y con él los apóstoles. Y les dijo: ¡Cuánto he deseado comer con vosotros esta pascua antes que padezca! Porque os digo que no la comeré más, hasta que se cumpla en el reino de Dios. Y habiendo tomado la copa, dio gracias, y dijo: Tomad esto, y repartidlo entre vosotros; porque os digo que no beberé más del fruto de la vid, hasta que el reino de Dios venga. Y tomó el pan y dio gracias, y lo partió y les dio, diciendo: Esto es mi cuerpo, que por vosotros es dado; haced esto en memoria de mí. De igual manera, después que hubo cenado, tomó la copa, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre, que por vosotros se derrama (Luc. 22:7-20, énfasis añadido).

Observe cuidadosamente que Jesús instituyó la Cena del Señor al final de la celebración de la Pascua judía. Es importante distinguir entre ambas celebraciones, especialmente porque se utilizaron los mismos emblemas y porque la primera prefigura la segunda. La muerte del cordero pascual en el judaísmo anticipaba la muerte de Jesús, quien a su vez se convirtió en “nuestra Pascua” (1 Cor. 5:7). Lucas, más que Mateo y Marcos, muestra este estrecho paralelismo1.

Lucas realmente tiene dos alusiones a la “copa”: una en el versículo 17 y otra en el versículo 20. La primera “copa” fue tomada durante la Pascua y la segunda “copa” forma parte de la institución de la Cena del Señor2. Por lo tanto, Lucas no difiere de Mateo y Marcos al especificar el mismo orden para participar de la Cena del Señor, es decir, primero el pan y luego la copa. El uso de “de igual manera” en el versículo 20 de Lucas se refiere a “tomó el pan”, y “después de cenar” se refiere tanto al pan como a la copa de la Cena del Señor.

Este hecho está respaldado además por Pablo en su recuento de la ocasión en 1 Corintios 11:23-29. Observe las indicaciones de secuencia que describe.

Porque yo recibí del Señor lo que también os he enseñado: Que el Señor Jesús, la noche que fue entregado, tomó pan; y habiendo dado gracias, lo partió, y dijo: Tomad, comed; esto es mi cuerpo que por vosotros es partido; haced esto en memoria de mí. Asimismo tomó también la copa, después de haber cenado, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre; haced esto todas las veces que la bebiereis, en memoria de mí. Así, pues, todas las veces que comiereis este pan, y bebiereis esta copa, la muerte del Señor anunciáis hasta que él venga. De manera que cualquiera que comiere este pan o bebiere esta copa del Señor indignamente, será culpado del cuerpo y de la sangre del Señor. Por tanto, pruébese cada uno a sí mismo, y coma así del pan, y beba de la copa. Porque el que come y bebe indignamente, sin discernir el cuerpo del Señor, juicio come y bebe para sí (énfasis añadido).

Observe que Pablo se esfuerza por enfatizar el orden que Jesús instituyó: pan/copa y comer/beber. Incluso aclara que la copa que forma parte de la Cena del Señor se bebió “después de haber cenado”, es decir, después de la comida de la Pascua. Por lo tanto, la “copa” de Lucas 22:17-18 fue la copa asociada con la comida de la Pascua, no la copa de la Cena del Señor que se menciona en el versículo 20, después de la comida de la Pascua y después del pan de la Cena del Señor.

Otro aspecto a considerar es el hecho de que Lucas 22:17-20 constituye una variante textual. Sin embargo, el Comité editorial para el texto griego de Sociedades Bíblicas Unidas concluyó que la secuencia copa-pan-copa es auténtica basándose en “la abrumadora preponderancia de las pruebas externas”3. Además, Sir Frederic Kenyon y S.C.E. Legg ofrecen la única explicación plausible para la existencia de variantes al señalar:

La primera copa dada a los discípulos para que se dividan entre ellos debe tomarse en relación con el versículo anterior (versículo 16) como referencia a la cena de la Pascua con ellos en el reencuentro en el cielo. Esto se sigue de la institución del Sacramento, que se repetirá continuamente en la tierra en memoria de Él. Esto da un sentido comprensible a todo, al mismo tiempo que es fácil ver que podría dar lugar a dificultades de interpretación, lo que daría lugar a intentos de revisión que aparecen en varias formas de la versión más breve4.

Por lo tanto, la primera alusión a la “copa” en el versículo 17 se relaciona con la cena y bebida de la comida de la Pascua en los versículos 15-16, mientras que la segunda alusión a la “copa” se refiere a la Cena del Señor. Lucas está de acuerdo con Mateo y Marcos en que, cuando Jesús instituyó la Cena del Señor, primero tomó el pan y luego tomó la copa. No hay contradicción.

Tomado de: The Order of the Lord’s Supper https://apologeticspress.org/the-order-of-the-lords-supper-470/

Referencias

1 Vea J.W. McGarvey and Philip Y. Pendleton (no date), The Fourfold Gospel (Cincinnati, OH: The Standard Publishing Foundation), p. 646.

2 Ibid, p. 658. Vea también J.W. McGarvey (1910),Short Essays in Biblical Criticism (Cincinnati, OH: The Standard Publishing Company), pp. 342-343.

3 Bruce Metzger (1971), A Textual Commentary on the Greek New Testament (New York: United Bible Societies), p. 176.

4 Sir Frederic G. Kenyon and S.C.E. Legg (1937), “The Textual Data” in The Ministry and the Sacraments, ed. Roderic Dunkerley (London: SCM), pp. 285-286.


Published

A copied sheet of paper

REPRODUCTION & DISCLAIMERS: We are happy to grant permission for this article to be reproduced in part or in its entirety, as long as our stipulations are observed.

Reproduction Stipulations→