Menu

Cuestiones de Perspectiva

Dos veces al año durante los últimos años he visitado las oficinas de un contador público certificado en Montgomery, Alabama. Como rara vez iba a su lugar de trabajo (o incluso al área donde se encuentra su negocio), me resultaba difícil recordar exactamente de qué lado de la carretera estaba. Cuando esperaba verlo a mi derecha, extrañamente aparecía a mi izquierda. Luego, tan seguro como pensaba que podría estar a mi izquierda, lo encontraba a mi derecha. Tal vez simplemente estaba confundido. Quizás mi memoria me fallaba. Por la razón que fuera, nunca me tomé el tiempo para averiguar por qué tenía la clara impresión de que a veces este edificio debería estar en el lado opuesto de la carretera. Siempre que llegaba la hora de ver al contador, simplemente me dirigía hacia su oficina, confiado en que podría encontrarla, pero sin estar seguro de en qué lado de la carretera aparecería.

Recientemente, finalmente aprendí por qué a veces el edificio estaba a mi izquierda y otras veces a mi derecha: no había me dado cuenta de que la calle en la que se encuentra esta oficina es un largo y lento semi-círculo curvo. Ambos extremos de la calle eventualmente se encuentran con la misma carretera, a solo una intersección de distancia. Como las dos intersecciones se ven muy similares, yo (como muchos hombres que son bastante despistados) nunca me di cuenta de que a veces giraba a la izquierda en una intersección y otras veces giraba a la izquierda en la siguiente intersección. Cuando tomaba la primera izquierda, el edificio de oficinas siempre aparecía a mi derecha. Cuando tomaba la segunda izquierda, el edificio siempre estaba a mi izquierda. Por la razón que fuera, nunca había prestado suficiente atención. No había considerado que la aparente contradicción era simplemente el resultado de dos perspectivas diferentes: una desde el norte y otra desde el sur.

Tristemente, muchas personas abordan el estudio de la Biblia con la misma negligencia con la que yo abordé el edificio de la oficina del CPA: no consideran las diversas perspectivas en juego. Aproximadamente 40 hombres inspirados de todos los ámbitos de la vida escribieron la Biblia durante un período de 1,600 años. Estos hombres vivieron en diferentes épocas, en diferentes lugares, entre diferentes personas y culturas. Escribieron en hebreo, arameo y griego, y los destinatarios originales de sus escritos variaban enormemente: desde judíos, hasta griegos, romanos y todos los hombres. A veces, los escritores de la Biblia escribieron cronológicamente (por ejemplo, Gén. 1; Mat. 4:1-11); otras veces, escribieron temáticamente (por ejemplo, Génesis 2; Luc. 4:1-13). A veces se centraron en un grupo de personas (por ejemplo, Mat. 28:1; Luc. 23:55-24:1); otras veces, se dirigieron a una persona en particular dentro del grupo (por ejemplo, Juan 20:1).

Generalmente, cuando dos o más escritores de la Biblia difieren en su descripción de un determinado evento, los escépticos claman “contradicción.” Sin embargo, en realidad, los escépticos simplemente han pasado por alto o descartado el hecho de que los escritores inspirados escribieron desde diferentes perspectivas. Una pregunta que me hacen continuamente y que los escépticos repiten frecuentemente es: “¿Cómo murió Judas?” “¿Se ahorcó como escribió Mateo (27:5), o, como indicó Lucas (Hch. 1:18), cayó de cabeza y ‘se reventó por la mitad, y todas sus entrañas se derramaron?“. La respuesta: Judas se ahorcó, y más tarde su cuerpo cayó (desde donde estaba colgado), se reventó, y se derramaron sus entrañas. ¿Son diferentes las versiones de Mateo y Lucas? Sí. ¿Son contradictorias? No. Simplemente escribieron sobre dos momentos diferentes, específicos, durante el mismo evento general.

Si no reconocemos las razones lógicas de las diferencias en la vida, continuamente nos encontraremos aturdidos y confundidos. Así como yo estuve perplejo durante años sobre la ubicación exacta de un edificio de oficinas en particular, porque no me tomé el tiempo para considerar la dirección exacta desde la cual me acercaba al edificio, los escépticos y otros nunca llegarán a una comprensión adecuada de la Escritura hasta que reconozcan que las perspectivas juegan un papel importante.

Tomado de: Perspectives Matter https://apologeticspress.org/perspectives-matter-1372/


Published

A copied sheet of paper

REPRODUCTION & DISCLAIMERS: We are happy to grant permission for this article to be reproduced in part or in its entirety, as long as our stipulations are observed.

Reproduction Stipulations→