Menu

¿Cómo podría Samuel haber habitado en el Templo?

Aunque el rey David había deseado construir un “templo al nombre de Jehová mi Dios” (1 Cró. 22:7; 2 Sam. 7:1-17), Dios escogió a Salomón, hijo de David, para construir su santo templo. Alrededor del año 950 a.C., después de siete años de trabajo, los obreros del rey Salomón completaron el magnífico templo de Dios en Jerusalén (1 Re. 6:38).

Puede sorprender a algunos saber, no obstante, que más de un siglo antes de que Salomón construyera el templo en Jerusalén, el escritor inspirado de 1 Samuel registró que el joven Samuel dormía en el templo [heb. heykal] de Jehová” en Silo (3:3, RVR60, énfasis añadido). Heykal es la misma palabra hebrea utilizada decenas de veces en el Antiguo Testamento para referirse al templo de Dios que Salomón construyó (1 Re. 6:5; 2 Cró. 3:17). ¿Cómo pudo Salomón haber construido el primer templo si ya existía otro en otro lugar?

Aunque la cuestión del “primer templo” podría resultar problemática a primera vista para algunos, la respuesta es realmente bastante simple: el término para templo (heykal, que literalmente significa “un edificio público grande, como un palacio o templo” – “Heykal,” 2006; cf. “Heykal,” 1993) se usaba en las Escrituras antes de los días de Salomón para referirse al tabernáculo. Aunque muchos podrían haber concluido erróneamente que el término “templo” no se usaba antes de la época de Salomón, varias Escrituras revelan lo contrario.

Además de saber en 1 Samuel 3:3 que Samuel dormía “en el templo”, el versículo 1 Samuel 1:9 revela que “Elí estaba sentado en una silla junto a un pilar del templo de Jehová” (RVR60, énfasis añadido). Además, David usó este término varias veces en los Salmos antes de la construcción del templo de Salomón. Por ejemplo, en el Salmo 5:7 escribió: “Mas yo por la abundancia de tu misericordia entraré en tu casa; adoraré hacia tu santo templo en tu temor” (énfasis añadido). En su cántico de alabanza designado Salmo 65, dijo: “Seremos saciados del bien de tu casa, de tu santo templo” (v. 4, énfasis añadido).

Aunque el tabernáculo temporal (“entre cortinas“, 2 Sam. 7:2) era un edificio totalmente diferente al templo más permanente que Salomón construyó en Jerusalén, la verdad es que Dios utilizó algunos de los mismos nombres para ambas estructuras. Ambas fueron llamadas “la casa de Dios” (Jue. 18:31; 2 Cró. 4:11) y “la casa de Jehová tu Dios” (Éxo. 23:19; 1 Sam. 1:7; 1 Re. 6:1,37). Asimismo, ambas fueron referidas como el “templo” de Dios. Similar a cómo una mujer podría llevar el apellido Johnson tanto antes como después de casarse (porque Johnson es tanto su apellido de soltera como su apellido familiar recién adquirido), el lugar de reposo del arca del pacto fue ocasionalmente llamado “templo” de Dios, incluso durante la época de Samuel, mucho antes de que se construyera el templo de Salomón en Jerusalén.

REFERENCIAS

Heykal” (1993), Brown, Driver, and Briggs Hebrew Lexicon (Electronic Database: Biblesoft).

Heykal” (2006), New Exhaustive Strong’s Numbers and Concordance with Expanded Greek-Hebrew Dictionary (Electronic Database: Biblesoft).

Tomado de: How Could Samuel Have Inhabited the Temple? https://apologeticspress.org/how-could-samuel-have-inhabited-the-temple-3735/ a través de @apopress


Published

A copied sheet of paper

REPRODUCTION & DISCLAIMERS: We are happy to grant permission for this article to be reproduced in part or in its entirety, as long as our stipulations are observed.

Reproduction Stipulations→